Que está pasando en Venezuela: el corazón de la patria se rompió

Que está pasando en Venezuela: el corazón de la patria se rompió

corazon fragil 300x225 Que está pasando en Venezuela: el corazón de la patria se rompió“No lo vean mucho porque se quiebra” Dicho popular que expresa en Venezuela lo frágil que pueden resultar las cosas, y en este momento, lo más frágil es la estabilidad de Democracia venezolana, y esa inestabilidad viene dada porque el poder que detenta el oficialismo está dado por la figura de Hugo Chávez, esa revolución de los mil años como en algún momento la llamaban, está atada totalmente al presidente, por lo tanto, en aras de que continúe, todo deberá hacerse invocando el nombre del pueblo, que es el poder constituyente y en su nombre se cometerán los desmanes legales más atroces, con tal de que ese poder permanezca en el pueblo.

¿Y por qué no se puede ver mucho?, pues porque cuando llegue el momento se puede quebrar por lo frágil que es, y ese quiebre será por el hilo constitucional o por la voluntad del pueblo o del testamento que le dejó Chávez a sus acólitos en el caso de que él no pudiera continuar manejando las riendas de la Revolución.

Y en este momento hay muchos grupos con ganas de ver, porque si algo caracterizará este año 2013 serán 3 cosas: incertidumbre, ingobernabilidad y caos, lo que nos conduce a la pregunta del millón ¿Quién ostenta el poder ejecutivo en Venezuela? Porque por los vientos que soplan estará atomizado en los días por venir, si el Vicepresidente Maduro no logra consolidar su liderazgo político y cada ministro juega en su terreno, como lo han estado haciendo hasta ahora.

¿Qué está pasando en Venezuela en este momento?

“Un amigo me preguntaba porqué no construíamos ahora catedrales como las góticas famosas, y le dije: Los hombres de aquellos tiempos tenían convicciones; nosotros, los modernos, no tenemos más que opiniones, y para elevar una catedral gótica se necesita algo más que una opinión” Heinrich Heine

La magnitud de lo que está sucediendo en estos momentos en el país se veía venir, muchos de modo ingenuo creyeron que esta situación no se iba a presentar, pero quizás, dentro de la ingenuidad política que caracteriza a muchos, no creyeron que en el nombre de la voluntad del pueblo, cometerían los desmanes legales que estamos viendo, y todo por que, bueno, una cosa llamada Poder, a la que se le agarra el gusto después de 14 años de actuación sin barreras que le pongan coto. No era de extrañar que el Tribunal Supremo de Justicia buscará afianzarse en la tesis de la continuidad administrativa (cosa que no fue necesaria en 2000 y 2007 cuando Chávez fue reelecto por 2da. y 3era. vez), y más allá buscar, decir que cómo el pueblo votó por Hugo Chávez (lea bien, Hugo Chávez), el corazón de la Patria latió por él (y no por otra persona), pero pareciera que esos hechos fueron olvidados de manera conveniente; porque en nombre del pueblo, decidieron que no era necesaria una juramentación, sentando un precedente que en el futuro podría ser nefasto, porque en el nombre del “pueblo”, ese pueblo que no tiene poder, unos decidieron seguir ejerciendo de manera ilegítima (pero con baño de legalidad dado por el TSJ) el poder en su nombre y por Hugo Chávez.

my broken heart 300x215 Que está pasando en Venezuela: el corazón de la patria se rompióPero más allá de eso, y aquí comienza lo preocupante, el reloj seguirá avanzando, y si bien con estas decisiones compraron tiempo, hasta dónde pueden llegar con un tiempo robado, hasta dónde el adhesivo que une a la Revolución seguirá manteniendo unidas las facciones, porque si algo tengo claro en este momento es que habrá mayor oscurantismo en la información que se sabrá de Hugo Chávez y su condición física.

Pero también la oposición en este momento debe actuar con mucha cautela, para no ser acusada de conspiradora, necrofílica, bipolar, y todos los adjetivos que suelen usar. Están pisando terreno complicado y algunos pareciera que no se están dando cuenta; otros están claros pero son prudentes, la verdad, deben actuar con la sindéresis necesaria, ser circunspectos en esta hora aciaga que vive la Nación, pero actuar con contundencia, con paso firme, pero estratégico.

Y del lado del pueblo, bueno, la mayoría estarán viviendo sus vidas como lo han venido haciendo, al margen de lo público y de la política, muchos preocupados por seguir solventando sus necesidades diarias más básicas, algunos tomando conciencia de que algo no está bien, otros pensando que lo que hagan sus líderes en nombre de Chávez estará bien, pero al final, sufriendo los embates diarios de la escasez, la inseguridad, la inflación, la crisis de servicios públicos y la falta de empleo; para la mayoría no cambia nada, todo sigue igual.

¿Pero por cuanto tiempo seguirá igual? porque si en este momento el corazón de la patria lo rompieron (y el corazón de la patria es su Constitución), si en este momento la primera parte del testamento de Hugo CHávez fue ignorada (hagan lo que dice este librito si yo no estoy el 10 de enero), las probabilidades de que la segunda parte de ese testamento sea cumplido, disminuyen en picada con el paso de las horas. Y en el ínterin, el país sigue, la gente espera su vivienda, la comida barata, la dádiva del Estado. Y si no hay acción, si no se toman las decisiones necesarias para que la maquinaria continúe andando, la presión al sistema se incrementará con consecuencias que serán una espada de Damocles para el gobierno de Nicolás Maduro (asumiendo el permiso indefinido que le dieron a Chávez para que se mejore).

Thomas Carlyle, historiador, crítico social y ensayista británico decía “De nada sirve al hombre lamentarse de los tiempos en que vive. Lo único bueno que puede hacer es intentar mejorarlos”. A pocas palabras, buen entendedor.

Oswaldo Ramírez C.
@oswram