Los 92 municipios que definirán el mapa político de Venezuela

Los 92 municipios que definirán el mapa político de Venezuela

Voto CNE Venezuela 300x193 Los 92 municipios que definirán el mapa político de VenezuelaDe las 335 alcaldías que se eligen el 8-D, el comportamiento electoral mostrado desde 2008 por 113 de ellas parece señalar que sus resultados están sentenciados a favor del chavismo o la oposición. Las 222 que restan, 66% del total, dependen de los liderazgos locales, las divisiones y la capacidad de movilización. En 92 escenarios, varios de ellos capitales de estado, la lucha que ayer comenzó será particularmente fuerte.

La Alcaldía de Barinas está a 30 minutos de distancia de Sabaneta, el mayor pueblo del municipio Alberto Arvelo Torrealba y la cuna del líder político que polarizó las elecciones venezolanas desde 1998, Hugo Chávez. Pese a la cercanía de ambas jurisdicciones, su situación política es totalmente distinta y retrata el panorama general de cara a las municipales del 8 de diciembre: los resultados en un grupo de municipios serán cerrados, mientras que en otros la situación parece ya definida a favor del chavismo o la oposición.

La capital del estado Barinas forma parte del grupo de alcaldías donde las elecciones serán reñidas. La oposición ha ganado allí por un margen estrecho en los 2 últimos procesos comiciales, aunque el promedio de los últimos 5 sufragios para elegir representantes pone al chavismo adelante por 7 puntos. Alberto Arvelo Torrealba, por su parte, está entre los definidos. El PSUV ha vencido en las últimas 5 elecciones con una diferencia promedio de 61,9 puntos.

La situación de la capital de Barinas se repite en 222 municipios del país, que se dividen en 3 grupos con situaciones distintas.

Uno está compuesto por 92 alcaldías altamente reñidas, 11 de las cuales son capitales de estado. En cada una, el promedio de diferencia a favor del chavismo o la oposición en los últimos 5 comicios no pasa de los 10 puntos. En 90, los triunfos en esos procesos se han repartido entre los 2 bandos; y en 10, la oposición ganó por primera vez el 14 de abril de la mano de Henrique Capriles.

El segundo grupo es de 37 jurisdicciones y muestran un comportamiento electoral con cierta inclinación hacia una de las dos alternativas políticas. Desde 2008, 28 han sido ganadas por el chavismo con un promedio de entre 10 y 15 puntos de diferencia, mientras que la oposición ha logrado lo mismo en 9.

El último segmento es el más numeroso. Lo integran 93 municipios y la variación en sus resultados dependerá directamente del peso de factores especiales como divisiones en las candidaturas o fluctuaciones muy importantes en la participación. 86 muestran una tendencia fuerte hacia el chavismo y 7 hacia la oposición, con un promedio de diferencia mayor a 15 puntos. Sin embargo, en cada uno de ellos y en al menos una elección, los márgenes de distancia se redujeron a menos de 15 puntos, lo que deja una puerta abierta para casos muy especiales: en 2008 las divisiones causaron 47 derrotas a algún bando y 11 se dieron en este tipo de lugares (23,4%).

Un ejemplo de esos comicios es el municipio Ribas, en Guárico, que tiene tendencia a favor del oficialismo pero se combinó un liderazgo fuerte con una división chavista para que la oposición lo ganara en las elecciones regionales. Por otra parte, el 16-D la oposición perdió la Gobernación del Táchira por la desmovilización de su militancia.

Finalmente, entre los 113 municipios que muestran un comportamiento bien definido,104 son chavistas y 9 opositores. Es de resaltar que las alcaldías de la oposición tienden a tener mayor peso electoral: solo entre esas 9 acumulan 22,8% de los votantes que tienen las 104 jurisdicciones del chavismo.

¿Cómo leer los resultados?
Las tendencias son claras y analistas políticos como Oswaldo Ramírez y John Magdaleno coinciden con ellas: el chavismo ganará una mayoría importante de los municipios y la oposición habrá conseguido un triunfo rotundo si vence en 100; 4 más de los 96 obtenidos por Capriles el 14 de abril.

Ramírez, director de ORC Consultores, añade un dato clave: debido a la distribución geográfica, al chavismo le basta con 37% de la votación nacional para ganar 150 alcaldías (44,7% del total).

Lo que ocurre es que las opciones de triunfo de la oposición se dan en las alcaldías que concentran mayor peso electoral. Así, con menos de 100 municipios (29% del total) podría llegar a gobernar localmente sobre una mayor cantidad de población.

Si alcanza este objetivo, la MUD podría completar la misión de ganar la votación en el total del país. Hasta este momento, en este renglón varias encuestas muestran un empate técnico entre los dos bloques, comenta Magdaleno, director de la firma Polity.

Varios factores influirán en el resultado final por votos: la participación de cada grupo, el clima de opinión negativo debido a la crisis económica y la inseguridad, la ausencia de Hugo Chávez y los liderazgos nacionales de Nicolás Maduro –que en plena “guerra económica” medirá su piso político como líder nacional– y el opositor Henrique Capriles.

CENTRO

Caracas
Libertador es el municipio más importante del país en términos de población electoral. El chavismo tiende a ganar allí por menos de 10 puntos porcentuales, aunque la oposición remontó y venció por 0,07 puntos en las parlamentarias de 2010. De lado y lado hay divisiones en las postulaciones.

Jorge Rodríguez, uno de los líderes nacionales más importantes del chavismo, opta a la reelección; pero un concejal pesuvista, Evelio Arrieta, se lanzó a la alcaldía con la tarjeta de Poder Laboral, argumentando que la gestión del alcalde ha sido deficiente.

El candidato de la MUD es Ismael García, quien genera ciertas dudas en sectores opositores por su pasado chavista. Antonio Ecarri, que perdió por 0,2 puntos unas primarias en las que asegura que fue víctima de un fraude, se postuló aparte.

Baruta y Sucre definirán la Alcaldía Metropolitana
La batalla por la Alcaldía Metropolitana es una cuestión de matemática electoral. Los habitantes de cinco municipios (Libertador, Sucre, Baruta, El Hatillo y Chacao) están llamados a votar para elegir al alcalde. Los 3 con menor población electoral –Chacao, El Hatillo y Baruta–son opositores fuertes. Entre los dos grandes, Libertador y Sucre, uno está inclinado a la oposición y otro tiene una leve cercanía al chavismo.

Baruta, Chacao y El Hatillo acumulan entre los 3 un padrón electoral de 375.134 personas. Si se diera una participación promedio de 55% y los márgenes de votación fueran similares a los del 14 de Abril, Antonio Ledezma sacará a Ernesto Villegas una ventaja de 124.536 votos en estas juridiscciones. Ese número es suficiente para superar cualquier ventaja menor a 10 puntos que pueda sacar Villegas en el municipio Libertador.

Por ejemplo, en 2008, Aristóbulo Istúriz ganó por 8,4 puntos en Libertador, lo que le dio una ventaja de 74.216 sufragios que fue eliminada por Ledezma, que quedó adelante gracias a la votación de los otros municipios mencionados. Esto obliga a que el chavismo gane con una ventaja mayor a los 15 puntos en Sucre para poder vencer en el resultado global, algo bastante improbable a la luz de los resultados históricos.

Para el 8-D, la esperanza del chavismo fue puesta en Baruta y Sucre. Si la situación de David Uzcátegui, alcalde de la unidad que fue inhabilitado y luego habilitado por el TSJ, hace mermar la participación en Baruta y reduce la distancia entre el chavismo y la oposición, la ventaja de Ledezma en los tres municipios pequeños podría ser neutralizada por una hipotética ventaja de Villegas en Libertador. Todo dependería entonces de Sucre. El ánimo que levanten Winston Vallenilla y Antonio “el Potro” Álvarez, los candidatos del PSUV para Baruta y Sucre, respectivamente, es clave.

Girardot
La última vez que el oficialismo ganó Maracay fue en 2009 durante las elecciones por la enmienda constitucional. Desde entonces, la oposición ha triunfado por un margen promedio de 6,3 puntos. La ciudad es importante políticamente porque es capital de Aragua, estado tradicionalmente chavista y donde gobierna Tareck El Aissami, uno de los principales líderes jóvenes del oficialismo. El candidato del PSUV es el alcalde Pedro Bastidas, quien en 2008 venció por 0,07 puntos a Richard Mardo, que fue afectado por una pequeña división. La MUD vuelve a ir dividida: Tonny Real es el candidato unitario y Mardo pide votar por él. Blanca Angarita, que perdió las primarias por 654 votos, se lanzó aparte.

Valencia
La ciudad está inclinada hacia la oposición, que en el promedio de las últimas 5 elecciones le saca 6 puntos de ventaja al chavismo. Sin embargo, con el triunfo de Francisco Ameliach allí el 16 de diciembre, quedó demostrado que el PSUV puede triunfar si se da un escenario de baja participación opositora. El candidato de la MUD es Miguel Cocchiola, a quien una división auspiciada por Proyecto Venezuela –después de la inhabilitación de su candidato– le negó la victoria en 2008. Está por verse el efecto que tendrá el escándalo de corrupción protagonizado por el alcalde chavista saliente, Edgardo Parra.

Guaicaipuro
De los 21 municipios de Miranda, 3 muestran competencias reñidas. La oposición intentará recuperar Los Teques, municipio Guaicaipuro, pero una candidatura disidente apoyada por el MAS puede complicar ese objetivo.

También buscarán ganar en Guatire, municipio Zamora, donde la ventaja promedio del oficialismo ha sido de apenas 3,8 puntos. El chavismo apuesta a vencer en Carrizal, municipio opositor donde el alcalde –José Luis Rodríguez–ya tiene varios periodos seguidos. Los resultados de Miranda serán trascendentales para el liderazgo de Henrique Capriles. El PSUV tiende a dominar la mayoría de las alcaldías, pero la MUD controla las de mayor peso poblacional.

OCCIDENTE

Maracaibo
Es el segundo municipio con mayor peso electoral y hay que remontarse hasta las municipales de 2004 para encontrar la última vez en que el oficialismo ganó allí. Las críticas a la candidatura de Eveling Trejo, actual alcalde por Un Nuevo Tiempo, han convertido la jurisdicción en un lugar de combate.

El candidato oficialista, Miguel Pérez Pirela, es un reconocido ancla de VTV, pero las bases chavistas no lo recibieron con total agrado. La ciudad es trascendental debido a que la oposición perdió la gobernación del Zulia el año pasado, y por el peso político y simbólico que tiene para UNT. Este estado fue uno en los que el chavismo creció con más fuerza el 7-O, pero Henrique Capriles venció el 14-A.

Coro
Desde la parlamentarias del 2010, la oposición viene en ascenso en este municipio, lo que la llevó a conseguir triunfos allí el 16 de diciembre y el 14 de abril. De las 25 alcaldías que tiene Falcón, esta es la más importante.

En 11, la MUD cuenta con oportunidades ciertas de triunfo. Según cifras del INE, la ciudad tiene un índice de pobreza de 8,1 puntos por debajo de la media de la entidad, lo que favorece las opciones de la oposición con respecto a los otros lugares. En la jurisdicción no se registran divisiones de peso.

Barquisimeto
Desde que el gobernador de Lara, Henri Falcón, pasó a formar parte de la MUD en 2011, el bloque opositor ha empezado a dominar Barquisimeto. Henrique Capriles ganó allí el 7 de octubre y el 14 de abril, mientras que Falcón venció contundentemente el 16 de diciembre con ventaja de 18,2 puntos porcentuales.

Es una de las 3 ciudades con más de 600.000 electores y la relación entre la gobernación y la alcaldía, ahora en manos del PSUV, ha sido tensa. El candidato opositor es Alfredo Ramos, de La Causa R y cercano a Falcón. El del PSUV es Luis Alfonso Bohórquez.

Barinas
La oposición ha ganado las últimas dos elecciones en Barinas, ciudad de gran importancia por ser la capital del estado que vio nacer a Hugo Chávez y el mayor centro urbano de los llanos, la región más chavista del país. El oficialismo está dividido luego de que el PSUV nombrara como su candidato a Edgardo Ramírez, ex embajador de Venezuela en Cuba.

El alcalde actual, Abundio Sánchez, a quien su mala relación con Adán Chávez le pudo costar la candidatura, se lanzó aparte con Vanguardia Bicentenaria y Juan Bimba. El postulado de la MUD es José Luis Machín, del MAS y elegido en primarias.

Valera
El 14 de abril, Capriles venció por 3 puntos en esta ciudad donde ningún otro candidato opositor había ganado en la “era Chávez”. Es el centro urbano más importante de Trujillo y un lugar trascendental para la MUD si quiere empezar a transformar la realidad política del único estado andino donde el chavismo mantiene un liderazgo fuerte. Para ganar, la MUD deberá movilizar a sus votantes para vencer en la parroquia Juan Ignacio Montilla y cerrar la brecha en Mercedes Díaz.

El 16-D hubo abstención entre los opositores y perdieron la ciudad por 42 puntos. En el estado, ganó el militar Henry Rangel Silva con 82% de los votos y la abstención fue de 55%.

San Felipe
La capital de Yaracuy tiende a bailar entre el chavismo y la oposición. Los resultados dependerán mucho de que el abanderado de la MUD, José de la Cruz,  pueda ganar la parroquia San Felipe por más de 20 puntos.

Cocorote e Independencia son los otros municipios en los que la MUD tiene una posibilidad cierta de obtener victorias dentro de este estado. Para la oposición resulta de gran importancia triunfar en alguna de estas alcaldías debido a que actualmente el PSUV controla la totalidad de los municipios y la gobernación.

El candidato del oficialismo por San Felipe es Alex Sánchez. Una particularidad del estado es que es el único en el que Convergencia, partido fundado por Rafael Caldera –nacido en esta entidad–, tiene candidatos: son seis, incluyendo a de la Cruz.

SUR Y ORIENTE

Puerto Ordaz
El 14 de abril de este año la oposición ganó esta ciudad por primera vez desde que el chavismo ostenta el poder. Es el centro urbano más importante de la región Sur y un punto económico estratégico debido a que allí se encuentram las empresas básicas de Guayana. El candidato oficialista es el actual alcalde, José Ramón López, y se beneficia por una división opositora.

El abanderado de la MUD es Wilson Castro (PJ), que ganó las primarias por 1,7 puntos porcentuales. Douglas Lago (UNT), segundo en ese proceso, se lanzó aparte.

Barcelona
Es la capital de un estado que ha saltado entre el chavismo y la oposición en los últimos años. El gobernador Aristóbulo Istúriz utilizará todo su músculo para que sea elegido su actual secretario de gobierno, Guillermo Martínez.

Por la MUD, el abanderado es el diputado Carlos Michelangeli (AD), quien ganó las primarias con 66,1% de los votos. De lado y lado hay divisiones menores que solo afectarán en caso de un resultado muy ajustado. Las parroquias El Carmen y San Cristóbal concentran más de 90% del electorado y serán clave. El 7-O las ganó el chavismo, el 14-A lo hizo la oposición.

Maturín
El chavismo ha dominado la ciudad desde el año 2000, incluso luego de que el exgobernador José Gregorio Briceño pasara a las filas de la oposición. Las diferencias, sin embargo, se han empezado a recortar y Nicolás Maduro venció el 14 de abril por sólo 4,6 puntos.

Además, el oficialismo se presenta dividido, lo que aumenta las opciones del candidato de la MUD, Warner Jiménez, miembro de Voluntad Popular. Por el PSUV, José Maicavares opta a la reelección, mientras que Numa Rojas, exalcalde por el MVR en 2004 y antiguo organizador de las bases psuvistas, se lanzó por su cuenta.

Cumaná
En el 2008 la oposición pudo haber ganado la capital de Sucre, pero la perdió por ir dividida. Para este año la situación es distinta porque la MUD va unida con Robert Alcalá (AD), que triunfó en las primarias con 39% de los votos. En el chavismo hay una división auspiciada por el PRT, uno de los miembros más pequeños del Gran Polo Patriótico.

El abanderado del PSUV es David Velásquez, un exministro y exembajador que en principio no tuvo buena acogida entre las bases. Para que el opositor triunfe, tendrá que vencer en las parroquias Altagracia y Santa Inés, las de mayor población.

Puerto Ayacucho
La oposición controla la gobernación de Amazonas y una victoria en la capital afianzaría su poder sobre el estado. El bloque, sin embargo, está dividido. La MUD apoya a Adriana González, secretaria de gobierno de Liborio Guarulla; mientras que José Arianna, que ganó las primarias, se lanzó aparte. Por el PSUV, la postulada es su coordinadora en el estado, Delkis Bastidas.

En 2008, el pesuvista Omar Patiño aprovechó el fraccionamiento de votos ocasionado por los candidatos del PPT y la oposición para ganar la alcaldía con solo 38% de apoyo.

Entrevista realizada por Franz Von Bergen para El Nacional

________________________